Acciones para mejorar el bienestar social y los derechos de los niños con el voluntariado internacional

El voluntariado internacional, también conocido como la cooperación voluntaria, permite a los canadienses de todas las edades y orígenes, partir en misiones voluntarias al extranjero, durante unos días o varios meses, para participar en acciones de desarrollo con las comunidades locales.

Las asignaciones se llevan a cabo dentro de las organizaciones socias de la Oficina Internacional de los Derechos del Niños – IBCR, que trabajan por los derechos de las niñas y de los niños en varios sectores.

Con un objetivo de ayuda mutua y de fortalecimiento de las capacidades locales, los voluntarios que trabajan con el IBCR ponen sus competencias y su experiencia al servicio de los socios que trabajan directamente con los niños.

La movilización contribuye en particular, a promover el empoderamiento de las niñas y la igualdad de género, para proteger a los niños y sus derechos, en cualquier contexto.

Después de cinco años de cooperación voluntaria con el programa PRODEF, el IBCR está afianzando su acción con el Proyecto de fortalecimiento integral de los derechos del niño (PRIDE), que comienzó este año.

El Proyecto de Fortalecimiento Integral de los Derechos del Niño (PRIDE)

  • 7 años (2020 a 2027)
  • Intervención en 11 países / 3 regiones del mundo
    • África Subsahariana: Burkina Faso, Costa de Marfil, Madagascar, Senegal y Togo
    • África del Norte: Marruecos y Túnez
    • América Central y del Sur: Colombia, Costa Rica, Honduras y Perú
  • 33 organizaciones asociadas
  • Más de 240 voluntarios desplegados

Descubre el proyecto PRIDE

 

COMPROMETERSE ⋅ COMPATIR ⋅ DESCUBRIR ⋅ SEGUIR ADELANTE

 

Verdadera aventura profesional y humana; el voluntariado internacional permite hacer una diferencia y utilizar sus habilidades donde son más útiles, con los niños y las comunidades vulnerables.

Comprometiéndose con el IBCR; puede estar seguro de que se beneficiará de asociaciones sólidas, con un apoyo constante y una experiencia reconocida.

Estamos convencidos de que los cambios más importantes y sostenibles son los que se pueden lograr trabajando cerca de la gente y en colaboración con los socios locales.

¡Únase a nosotros en la construcción de un mundo más justo para los niños!

Partir como voluntario internacional

“Mi experiencia (…) me recordó las razones por las que quería trabajar en derechos humanos. El contacto con los jóvenes de las comunidades menos favorecidas y la posibilidad de darles formación sobre sus derechos fundamentales llena de significado el ejercicio de mi profesión. Compartir el conocimiento con los socios es también un privilegio que nos permite crecer juntos”.

Diana Carvajal, voluntaria en Costa Rica en 2019