LOS COMIENZOS

1994:

La Oficina Internacional de los Derechos del Niño – «Oficina» o «IBCR» – fue creada por iniciativa de Andrée Ruffo, ex juez de la Sala de la Juventud de la Corte de Quebec, y el Dr. Bernard Kouchner,ex ministro de Relaciones exteriores de Francia, con el objetivo de proteger, defender y promover los derechos y el bienestar del niño.

1995-2000:

La Oficina establece los Tribunales internacionales de los derechos de los niños, los órganos morales encargados de investigar y proponer soluciones concretas a las violaciones de los derechos del niño. Se celebran cuatro audiencias sucesivas sobre las cuestiones de la explotación sexual de niños y niños afectados por conflictos armados en París – Francia, Fortaleza – Brasil, Colombo – Sri Lanka y Colchester, en el Reino Unido.

 

 

CONSOLIDACIÓN

2003:

La Oficina hace de la justicia para los niños una de sus prioridades. Con el apoyo financiero de las comunidades religiosas, desarrolla las Líneas directivas en materia de justicia para los niños víctimas y testigos de actos criminales, en respuesta a la necesidad de asistencia de los poderes públicos y profesionales. Estas líneas directivas  son el resultado de varios años de análisis de instrumentos internacionales y regionales, investigación de buenas prácticas, consultas con representantes gubernamentales, ONG, profesionales y otros expertos en los campos del derecho infantil, el derecho penal, la criminología y la victimología.
Ese mismo año, el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas otorgó a la Oficina un estatuto especial consultivo, reconociendo la calidad del trabajo realizado y su contribución a la labor y los objetivos de las Naciones Unidas.

2005:

Las líneas directivas son adoptadas oficialmente por la Comisión de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y la Justicia Penal en Viena, Austria. Por lo tanto, forman parte de todas las normas y estándares internacionales para los niños y gozan de un estatus similar al de las Reglas de Beijing de 1985, en el ámbito de la justicia penal para los menores.
A petición del Ministerio de Justicia del Canadá, la Oficina está llevando a cabo un estudio preliminar sobre la trata de niños en el Canadá,cuyos resultados son el resultado de un plan de acción multisectorial, que incluye un conjunto de herramientas para los trabajadores que trabajan en el ámbito de la niñez, la formación y la abogacía con las autoridades públicas y civiles canadienses.

LA DIVERSIFICACIÓN

2008:

Después de elaborar varios conjuntos de perfiles nacionales sobre el logro de los derechos de la infancia y participar en el fortalecimiento de la sociedad civil en los países en desarrollo, la Oficina obtiene por la primera vez la confianza del Organismo Sueco de Desarrollo Internacional y Save the Children firmando un acuerdo plurianual dirigido a la sociedad civil en nueve países de la región de Oriente Medio y el Norte de Africa, sobre los derechos del niño.

2009-2012:

La Oficina decide iniciar un ambicioso proceso de consulta en Africa sobre un conjunto de buenas prácticas de las fuerzas de seguridad, con el fin de adaptar estas prácticas profesionales a los derechos del niño. Este análisis permite a la Oficina identificar competencias clave, revisar los enfoques de capacitación y convertirse en un actor central en el apoyo a las reformas de la práctica policial. Desde 2012, más de 25 países han encomendado a la Oficina que los apoye en sus esfuerzos por desarrollar de manera sostenible la capacidad de las partes interesadas nacionales en protección de la infancia.

2010:

La Oficina se convierte en el orgulloso representante canadiense del Código de Conducta para la protección de los niños contra la explotación sexual en la industria de viajes y turismo, «El Código». 
A partir de 2010, la Oficina se compromete a combatir la explotación sexual infantil en el turismo y la industria de los viajes como parte de una coalición pan-canadiense. A continuación, la Oficina llevó a cabo varias campañas de sensibilización sobre este fenómeno, en particular en los aeropuertos, con operadores turísticos y autoridades nacionales. Unos años más tarde, la Oficina colaboró con la Fundación costarricense Paniamor y World Vision para reducir la incidencia de la explotación sexual infantil en el turismo en Costa Rica fomentando la participación de niños, surfistas y empresarios en el sector informal.

El impacto de los conflictos armados en los niños también llama la atención a la Oficina, que en 2010 publica una nueva edición de una guía sobre el derecho internacional humanitario y de derechos humanos relacionada con los niños afectados por conflictos armados. Este manual de referencia está destinado a los organismos nacionales, así como a los principales organismos internacionales, como las Naciones Unidas, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, el Consejo de Europa, etc.

2011:

La Oficina comienza una colaboración con el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz como parte de un examen exhaustivo del material de formación destinado al personal militar desplegado en materia de protección de la infancia.  En la segunda fase del proyecto, la Oficina desarrolla materiales de capacitación específicos para fortalecer la aplicación del mandato de protección de la infancia exigido por las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados.
UNA NUEVA ERA

2015 :

2015 marca el comienzo de una nueva era para la Oficina, especialmente con el inicio del Programa de Cooperación Voluntaria financiado por Asuntos mundiales Canada en un consorcio con Abogados sin Fronteras Canada. Durante cinco años, más de doscientos canadienses serán desplegados a socios de derechos humanos en América Central y Latina, el Caribe, Africa Occidental y el Norte de Africa. Este programa tiene como objetivo mejorar la protección de los derechos de los niños, las mujeres y las comunidades pobres y marginadas y fortalecer la democracia y el Estado de derecho mediante el acceso a la justicia.
Se firman tres grandes acuerdos de contribución con Asuntos mundiales Canada para la República Democrática del Congo (RDC), Burkina Faso y Costa Rica. Los proyectos de cinco a tres años apoyarán el fortalecimiento en profundidad de las técnicas de trabajo y la formación de las fuerzas de seguridad, los trabajadores sociales y el personal de justicia (RDC y Burkina Faso). En Costa Rica, se focalizan las capacidades de los actores de la justicia y la seguridad en su lucha contra la trata de personas, especialmente los niños, así como el turismo sexual infantil.