Los niños y la justicia frente a la COVID-19: el IBCR se pronuncia ante el gobierno canadiense

El jueves 4 de febrero, el IBCR se dirigió al Comité Permanente de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional de Canadá para destacar el impacto de la pandemia del COVID-19 en los niños que viven en situaciones de conflicto, crisis y desplazamiento.

El IBCR, a través de la voz de su Director General, destacó la importancia de la relación cambiante entre los niños y la justicia en un contexto de conflicto, crisis o fragilidad debido a la pandemia.

De hecho, las medidas adoptadas para limitar la propagación del virus tienen un gran impacto en la vida de los niños, especialmente las restricciones como el cierre de las escuelas o los toques de queda. En algunas partes del mundo, por ejemplo, está aumentando el número de interacciones entre los niños y las fuerzas de defensa y seguridad desplegadas para garantizar el cumplimiento de estas nuevas normas.

[En el contexto de la pandemia], la [ya] delgada línea que separa la falta, el delito y la normalidad se está desdibujando, y los niños entran en conflicto con la ley por diversos motivos.

<span class="su-quote-cite">Guillaume Landry, Director General, IBCR</span>

Observamos que las profesiones denominadas de «primera línea» (es decir, las que trabajan directamente con los niños) se enfrentan a muchas limitaciones relacionadas con el COVID-19, y que afectan directamente a la vida de los niños: reducción del número de profesionales, de su capacidad de desplazamiento o limitación de la calidad de sus servicios . Así, los niños se quedan más solos, lo que les hace más vulnerables a los abusos. Lo mismo ocurre con las nuevas tecnologías: la supervisión de las actividades de los niños en línea es más difícil para los padres o las escuelas, lo que aumenta los riesgos de exposición a la trata de personas y la explotación sexual.

Además, no sólo los niños pierden el norte durante la pandemia; los padres también se ven afectados, social y económicamente. Estas circunstancias particulares pueden contribuir a exacerbar los actos de violencia doméstica y la violencia contra los niños.

La pandemia está teniendo un impacto negativo en la vida de los niños de todo el mundo y es en este contexto que el IBCR sigue trabajando cada día para promover el respeto de los derechos de todos los niños.

* Esta audiencia se celebró en el marco de un estudio de la Comisión Permanente de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional para recabar información sobre las vulnerabilidades creadas y agravadas por la pandemia COVID-19, especialmente en situaciones de conflicto, crisis y fragilidad, con vistas a anticipar y prever posibles pandemias futuras. El IBCR participó por invitación del Comité, junto con War Child Canada y la Mission for International Justice Canada.

 

¿Le interesan nuestros contenidos? Suscríbase a nuestro boletín mensual para no perderse nada.

// Me suscribo al boletín de noticias //