Ex agente de protección de los niños condenado por recibir y poseer pornografía infantil.

communiqué

El 25 de marzo, un jurado federal estadounidense declaró al Sr. Jean Buteau Remarque culpable de dos cargos de recepción de pornografía infantil y un cargo de posesión de pornografía infantil. El Sr. Buteau Remarque ha colaborado con nuestra organización en el pasado y nos enteramos de su condena con conmoción, rabia e indignación. El IBCR, como organización que lucha por los derechos del niño, condena de la manera más firme posible estos actos incalificables.

El Sr. Buteau Remarque fue contratado por la Oficina Internacional de los Derechos del Niño (IBCR) como coordinador de un proyecto para reforzar el sistema de protección de la infancia en la República Democrática del Congo en 2015. Al final de su periodo de prueba, el IBCR decidió rescindir su contrato por problemas de colaboración en sus funciones.

Aunque el proceso de contratación se había llevado a cabo de forma rigurosa, incluyendo la comprobación de los antecedentes penales y las referencias, no había ningún indicio de que fuera a cometer un delito. Casi un año después de su salida, el IBCR fue llamado como testigo en la investigación de las autoridades federales sobre el Sr. Buteau Remarque, en la que cooperamos plenamente y sin reservas. Evidentemente, para nuestra organización es impensable que tales actos queden impunes, y estas acusaciones han ofendido nuestros valores más profundos. El hecho de que el Sr. Buteau Remarque no haya tenido contacto directo con niños en el transcurso de sus actividades es ciertamente un alivio, pero no quita la ignominia de estos actos que han quedado impunes durante demasiado tiempo.

Los casos de pornografía infantil y violencia sexual contra los niños están siendo denunciados cada vez más en todo el mundo y no se debe permitir que queden impunes.

Aunque el IBCR ya cuenta con una política de protección de la infancia, directrices sobre la participación de los niños en su trabajo, un comité de quejas y procesos de comprobación de antecedentes para todas las contrataciones, esta crisis nos empujará a seguir reforzando nuestras acciones y procesos internos. Es nuestra responsabilidad garantizar que nuestra contratación, formación, control, supervisión y comunicación con nuestro personal identifique los riesgos y tome las medidas necesarias para reducirlos al máximo. Del mismo modo, es importante que los mecanismos de denuncia establecidos sean conocidos por todos, de modo que cualquiera que tenga una sospecha pueda compartirla y hacer que se investigue.

El caso se inició en el marco del Proyecto Infancia Segura, una iniciativa lanzada en mayo de 2006 por el Departamento de Justicia de Estados Unidos para combatir la creciente incidencia de la explotación y los abusos sexuales a menores. Dirigido por las Oficinas de los Fiscales de Estados Unidos y la Sección de Explotación Infantil y Obscenidad de la División Penal, el Proyecto Infancia Segura moviliza recursos federales, estatales y locales para localizar, detener y procesar a los individuos que explotan sexualmente a los niños, así como para identificar y rescatar a las víctimas. 

Estamos muy agradecidos por estas iniciativas que ayudan a denunciar, prevenir y perseguir a los delincuentes que hacen daño a los niños.

Leer el comunicado de prensa